Entrevista a los creadores del libro MADRID GRAFFITI

Entrevista a los creadores del libro MADRID GRAFFITI



Nombre / Seudonimo: Fernando Figueroa y Felipe Galvez

País / ciudad: Madrid – España

Tema: Madrid graffiti – Autores del primer libro sobre graffiti en España
 

Ya esta en la calle después de mucho esfuerzo y grandes dificultades, el libro “Madrid Graffiti” y los responsables de que este tributo al graffiti nacional son Fernando Figueroa y Felipe Galvez.
Fernando Figueroa ha escrito desde hace mucho sobre el tema (véase la sección sociología) y Felipe Galvez es el encargado del web Spanish Graffiare.
Os dejo con esta interesante entrevista para que los conozcáis un poco mejor.

¿Desde cuando os interesa el graffiti?

FF: Ya cuando estaba en el instituto me fijaba en lo que había en los muros por la calle. Me gustaba la Historia y el Arte e iba para pintor o arqueólogo. También desde niño me ha interesado lo marginal y lo callejero, el mundo exterior. Será porque he sido un chico de barrio, de periferia y tuve una infancia muy hogareña. Pero no fue hasta que inicié el doctorado (1995), cuando me decidí a profundizar en eso del graffiti. Recuerdo que fue en marzo del 96 cuando conocí oficialmente a los primeros escritores de mi vida. Sin la ayuda de estos y otros que les han seguido, mis reflexiones habrían ido bastante escoradas. Ahora no concibo mi vida sin reparar cada día un poco en los rastros que dejan las personas por el proceloso mundo urbano.

FG: mas o menos desde que iba al colegio, a fuerza de ver por la calle cosas de los flecheros, Muelles, Tifones, etc. y viajar todos los días en metro, ibas viendo mogollón de firmas y vagones pintados, te parece algo muy atractivo, era algo nuevo, y tú emulas lo que otros hacen, querías ser como ellos, ser famoso dentro del anonimato. Ser el más famoso del barrio, el más popular de la clase. Imagino que mucha gente de mi “quinta” empezó así, a raíz de ver a los flecheros. Luego empiezas a conocer a otros colgados como tú y empiezas a ir a fiestas, a visitar sitios, conocer gente, cambiar fotos…y así hasta ahora. La fecha, no sé, finales del 88.

Fernando, tienes escritos muchos artículos sobre graffiti, ¿de donde viene esa pasión?

FF: Mira, yo he sido desde siempre algo “original” en mis enfoques sobre las cosas. Uno tiene que aspirar a dejar huella o romper barreras, abrir mi mente y la de otros, aunque puedas caer en el rídiculo. También me fascinan todas aquellas manifestaciones artísticas de rango popular o que se dan en la calle, sean tradicionales o innovadoras. En 
especial, todas aquellas que tengan que ver con lo gráfico o plástico y lo escénico o circense. Con el tiempo me he ido volviendo cada vez más escéptico y rebelde, pero a la vez he ido afianzando mi confianza en el futuro del hombre. También tengo una fuerte vocación ética y una cierta tendencia bufonesca que supongo me convierten en un ser idóneo para emprender empresas aparentemente inútiles.
De todos modos, sobre mi producción investigadora, lo importante no es la cantidad, a menos que sea de calidad. Pero te aseguro que por mucho que tenga publicado en papel o por Internet, siempre tengo suficiente material almacenado como para poder sacar cosas nuevas. Esto me recuerda que mi director de tesis me dijo un día que “esto del graffiti no daba para mucho y que pensase en hacer otras cosas”. Si no me hubiera dicho hecho, seguramente no hubiera continuado con ello. Soy un poquito cabezón.

¿Habéis pintado o firmado alguna vez?

FF: Proposiciones no me han faltado. Pero las cosas que haya podido hacer sobre muros no considero que me conviertan en un escritor. Aunque la curiosidad mató al gato, no tengo alma de escritor. Creo que es gente especial o que busca serlo. Tengo otros cauces para exteriorizar mi alegría o mi rabia de vivir que hoy por hoy me satisfacen o enganchan.
A veces se me achaca que esto puede ser una importante carencia a la hora de hablar sobre el tema. Pero tengo el convencimiento de que tengo la suficiente capacidad de comprensión como para compensarla con todo aquello que percibo o recibo de los escritores que comparten conmigo sus experiencias. Sin duda, Felipe ha aportado mucho a este libro con su mirada de escritor.

FG: yo sí, pertenecí a un grupillo de Barrio del Pilar…El hecho de haber pintado te hace sentir el graffiti de otra manera, yo creo que la gente que pinta entiende la dificultad de hacerse un buen mural o un buen vagón. La 
gente normal de la calle cree que el graffiti lo hace cualquiera, y están muy equivocados. Hasta que no te metes en el tema no lo entiendes, no lo vives. Sin duda, el haber vivido todo lo que sale en el libro ayudó mucho a hacer el texto, y mucho más contando con toda la gente a la que entrevistamos y aquellos que nos orientaron sobre muchas cosas en las que estábamos algo perdidos. Hemos tenido alrededor un grupo de gente increíble, sin ellos hubiera sido imposible escribir un texto tan completo como el que al final hemos elaborado.

¿Qué relación tenéis con el mundo del graffiti y el hiphop? ¿Os veis dentro o fuera? ¿qué es lo que mas os interesa del graffiti?

FF: Vamos por partes. No soy escritor ni hiphopero, por lo que de primeras está claro que soy un periférico. Claramente te digo que soy un bicho raro y eso también vale para todos. Esto dicho a alguien de la movida como que ya le suena de algo por sus propias vivencias. En la Universidad yo era una especie de espécimen especial y eso despertaba tanto simpatía como recelo. En el mundo del graffiti, soy más de lo mismo, pero como que tengo que estar mirando más por donde piso, por si alguien se mosquea. En verdad, me siento en tierra de nadie. Me siento como un Jeremías Johnson desenvolviéndose entre tribus de indios que se pintan la cara cuando quieren guerra y comunidades de blancos que esperan mi regreso para que les narre cuentos y leyendas del mundo más allá de las montañas. A veces es una situación interesante y hasta cómoda, pero otras es una verdadera condena a la soledad, porque si te casas con alguien de uno u otro mundo lo pierdes todo como investigador (o sea como “buscador de verdades”).
Sobre qué es lo que me interesa del graffiti, al principio eran sus producciones, su estilo, sus temas, su distribución por el espacio. Luego fueron los escritores, su mundo, sus vidas, sus pensamientos, su amistad. Ahora, el graffiti como un símbolo cultural, la manifestación de una profunda necesidad del hombre por ser y sentirse libre y por comunicarse y compartir libremente. No sé qué me interesará mañana del graffiti. Quizás, cómo todo se pierde o se gana con sólo apretar una boquilla.

FG: desde que tengo uso de razón siempre he estado metido en el tema, si no antes como grafitero, luego sacando fotos, haciendo la web, ahora plantilleando la ciudad…hasta hubo una vez en la que me pillé unos platos. Yo no visto rapero ni nada de eso, aunque hace mucho tiempo sí iba “uniformado”. Qué tiempos. La verdad es que me la trae bien floja que la gente me considere o no dentro del hiphop, soy yo el que se ha de sentir 
“bboy”….para mí lo importante es aportar cosas a esta cultura y hacerlas por satisfacción propia, no para quedar bien con los demás. Simplemente el graffiti me parece el arte más directo, personal y genuino que existe y sólo trato de mostrarlo a la peña en la medida de mis posibilidades, de abrir los ojos a la peña y que dejen de estar de forma pasiva en la sociedad estupidiza en que vivimos…con eso me conformo. Me pareceria muy egoísta guardar todo el material reunido durante años sólo para nosotros, si la gente lo puede disfrutar pues mejor que mejor. El libro refleja eso, años de historia, de patear calles, de vivencias, historias de personas que aportaron su granito y que no podía quedarse olvidada. Y por supuesto, es un homenaje a los pioneros, tanto a los primeros bboys,los primeros treneros, 
los flecheros…muchos se van a identificar con todo lo que sale en el libro; los antiguos recordarán viejos tiempos, y los nuevos se sorprenderán por las piezas tan buenas que se pintaban entonces.


¿De donde surge la idea de hacer un libro sobre el graffiti en España?
FF:

La iniciativa vino en primer lugar de mi colega Felipe. Él andaba cabilando desde hacía bastante tiempo algo así y estaba al tanto de las novedades que surgían por ahí sobre el tema del graffiti. Por eso, se enteró y asistió a la defensa de mi tesis doctoral en el 99. Si él no me hubiese buscado y hubiésemos unido esfuerzos, te aseguro que no ya no nos hubiésemos lanzado al fuego, es que no hubiéramos aguantado ni la centésima parte de lo que 
hemos tenido que luchar y soportar. Por otro lado, si esto hubiera sido labor de una única mente, de un único enfoque muy seguramente hubiera fracasado o hubiera tenido una menor calidad y, por consiguiente, una menor 
repercusión.
En el fondo ambos queríamos hacer en España algo parecido a lo que hicieron Craig Castleman o Henry Chalfant en los U.S.A.; Felipe, por estar implicado activamente en aquella aventura pionera y dedicarse a rescatar la memoria de unos episodios que fueron también suyos; yo, por abrir la Historia del Arte contemporáneo a otros mundos que están en éste y no verme arrastrado por el aparato académico, engullido hacia sus acartonadas y resecas entrañas.

FG: la idea surge de 1993…yo colecciono fotos desde hace bastante, por aquel año tenia una buena coleccion y dado que en otros países se empezaban a publicar libros de graffiti intenté publicar uno. Despues de un intento frustrado (ninguna editorial apostó por el proyecto), pasaron los años, me olvidé del tema pero yo seguía recopilando cosas… en 1999 conocí a Fernando, le sugerí aunar nuestras fuerzas para intentar publicar de una vez algo y no sin muchos problemas se hizo el libro. La razón de hacerlo es que nos parecía muy triste que después de tantos años de historia del graffiti nadie hubiera hecho nada, ninguna editorial hubiera sacado algo. En Europa vamos a la cola en eso, mientras que Alemania o Francia no paran de sacar publicaciones (me refiero a libros), en España no teníamos ninguna. Pensamos que era hora de que alguien moviera el culo e hiciera algo. Sacar el libro no ha sido oportunista, creo que era necesario. Y creo que después de cómo ha quedado, la gente valorará más el esfuerzo en dejar el pabellón bien alto. Con sus virtudes y sus defectos, hemos quedado muy satisfechos con el resultado. Sobre porqué hacerlo desde la oldskool hasta 1995, y porqué solo de Madrid…Bueno, creímos necesario empezar contando los orígenes del graffiti en Madrid, un poco para ordenar cómo se ha desarrollado este fenómeno. Madrid es porque aquí es donde vivimos, de donde lógicamente tenemos más material, y de donde más sabemos… aunque también sale algo de Barcelona y Alicante. Y contarlo hasta 1995, más que nada fue por razones de espacio, hubieramos necesitado otro libro más para hacerlo hasta el 2000. 
Dejamos así la puerta abierta para que otros continúen la labor, al menos el primer paso ya está dado. Ojalá la gente se anime e intenten sacar más libros, me gustaría mucho que la gente de BCN y Alicante se animaran, porque al igual que en Madrid, seguro que tienen mucha historia que contar.


¿Ha sido muy difícil reunir toda esa información y fotografías?
FF:

Complicadísimo. Ha sido un curro demoledor. Esto o se hace en equipo o es inaguantable. Pero cuando tienes ganas y se mantiene la llama de la ilusión, todo obstáculo se supera. Cuando vas de legal y muestras tu proyecto con unas mínimas garantías de credibilidad, la gente suele colaborar. Sobre todo, si ha vivido aquello que tratas de divulgar. No obstante, hemos tenido algunos problemas por la desconfianza de alguna gente, por imprevistos informáticos o por la informalidad de aquellos que se van a ir de mariscadas a costa nuestra y de los que han confiado en nosotros. Si algo hemos aprendido es que el mejor camino para convertirse en águila es haber pasado de lleno por la condición de pardillo. Ahora eso sí, ya no me joden más esos cabrones de corbata. En este mundo no se puede ir de bueno, al menos con cualquiera. Pero si algo me enseñó mi difunta abuela es que el que siembra recoge, te lo aseguro.

FG: Bueno, digamos que “trabajoso”, pero hemos tenido suerte en eso. Aparte del material propio, hemos contado con la ayuda de mucha gente que han aportado fotos y textos. Pero ha habido excepciones, aparte de tratar con ciertos personajes cerrados y paranoicos que no quisieron dejarnos su material (en muchos casos, joyas que sólo ellos tenían -que ahora en sus cajones estarán muy bien, esa gente me da pena-) lo que es indignante es que de tanto esfuerzo se beneficien otros a nuestra costa. Nos sentimos igual que aquellos que sacaron los primeros discos de rap en España. Desde aquí aconsejo a los que estén interesados en publicar algo, que SE PONGAN EN CONTACTO CON NOSOTROS, para que no cometan los mismos fallos que Fernando y yo. Y sobre todo si se plantean publicar con la gente que nos ha publicado, porque la razón de tardar tanto en sacar el libro fundamentalmente fue porque ambos, ellos y nosotros, éramos novatos en estas lides….de los errores se aprende, y nosotros les podemos dar consejos para acelerar la publicación y evitar trámites innecesarios, registros, etc. Que publicar un libro no es tener fotos y el texto en unos cuantos folios, son muchas más cosas….


Cotadnos alguna anécdota del proceso de recopilación.
FF:

No sé, las paranoias de algunos o las que nos montábamos nosotros. Las situaciones apuradas en las que nos metíamos cuando íbamos a fotografiar viejos takeos en sitios indebidos. Cuando ibas a transcribir una entrevista 
y sólo se oía el ruido del bareto o no se había grabado nada. Cuando algo se traspapelaba en el peor momento y aparecía en el último momento. Cosas así, que te hacen sentir vivo o que quisieras morirte. Pero también ha habido que aguantar las impertinencias de algún listill@ que te mira por encima del hombro como si no fueras capaz de hacer la O con un canuto y los humos de grandeza de algunos que se creen el Papa de Roma. Desde aquí un saludo para nuestra maquetadora favorita María del Mar Díaz, la mamá de la criatura, que también ha tenido que aguantar lo inaguantable y en primera línea.

FG: anécdotas muchas. Lo más duro ha sido el “maltrato psicológico”. Fechas no cumplidas, promesas que se vienen abajo, de no poder informar a la peña, de retraso tras retraso, la gente agobiando…ha sido desmoralizante. Pero 
vuelvo a lo de antes, esto nos pasó por “inexpertos”. Para un segundo libro ya sabemos cómo hacerlo más rápido, y mejor. La gente que ha seguido el desarrollo del libro sabe de lo que hablo. Anécdotas…desde maquetar por amor al arte, perder todos los escaneos de meses por un CD defectuoso, pasando por laaaargos e incómodos viajes a 
Málaga, y un largo etcétera de imprevistos desagradables que más de una vez nos han hecho pensar en mandar a tomar por culo todo esto. Pero ya sabes, la primera vez de todo siempre es difícil.


¿Qué es lo que más os gusta del mundo graffiti?
FF:

Que siempre te sorprende con algo, bueno o malo. Pero siempre te sorprende. También que es una prueba más de cierto espíritu que nace del hombre y que le hace despertar al mundo que le rodea y actuar sobre él.

FG: el carácter anónimo que tiene, su rebeldía, su originalidad. La camaradería entre los que lo hacen, el sentimiento de unidad. Mis mejores amigos, aquellos por los que daría la vida son o han sido grafiteros. Los grafiteros están hechos de otra pasta.


¿y lo que menos?
FF:

Cuando notas que el sentimiento de comunidad, de fraternidad de los escritores es a menudo un espejismo y que a menudo el peso de las apariencias enturbia el crecimiento de las entidades, la construcción de una identidad auténtica, personal o colectiva.

FG: las envidias entre los grupos, los piques…el poco respeto hacia lo diferente, hacia los nuevos en el tema, hacia el trabajo de los demás. La manía de criticar sin fundamentos, de hablar sin saber, de echar por tierra el esfuerzo y buen hacer de los demás.


¿Que os parecen las nuevas tendencias artísticas Alemanas o Francesas? ¿y las de Nueva YorK?
FF:

La innovación me parece un camino lógico y necesario. Hay que abrir la mente, aunque sea sólo para prevenir que se te pueda desarrollar un Alzheimer. El querer fijar el graffiti en cuatro cositas es sinceramente matarlo, condenarlo a su extinción. Reducirlo a un producto es negar su esencia como acción y comunicación libres. Considerarlo patrimonio exclusivo de un grupo o de una sola cultura es sumergirse en el abismo del absurdo reino de los estúpidos.

FG: no soy quién para opinar sobre eso, pero todo lo que sea innovar bienvenido sea.


¿Esta el graffiti Español a la altura?
FF:

No soy autoridad ninguna para juzgar tanto. Una vez formé parte de un jurado y lo pasé fatal. Pero, cuando oigo esa pregunta me digo que habría que preguntarse también a la altura de qué nos estamos refiriendo. Supongo que dices de estilo, productividad, originalidad o algo así. Muy posiblemente sí lo esté. Pero sí sé que el poner límites nacionales o afirmar posiciones o metas inmutables a la calidad del graffiti es un absurdo, tal y cómo está el mundo. Esto se trabaja día a día, no hay nada hecho.

FG: por supuesto, hoy el graffiti español no tiene nada que envidiar al que 
se hace fuera, hoy día la escena española puede codearse con quien quiera.


Algo que querais añadir
FF:

Que nadie crea que este libro es una historia definitiva o completa del graffiti de Madrid. Quien espere eso, se va a llevar una decepción. Es sólo un primer paso en su investigación histórica. Un esbozo que sirve, pese a todo, como un merecido homenaje a unos chavales que sin saberlo abrieron una nueva puerta. También pido perdón a todos por las erratas del libro, las correcciones que NO nos corregieron, pese a indicárselas con tiempo, y las seguras carencias que tiene, pero las presiones y las condiciones de trabajo lo explican. También, algunas partes un poco enrevesadas de leer o entender, pero es que estamos un poquito deformado por el oficio y con tanta letra a veces te quedas colgao. Ojalá tengamos la oportunidad de corregir los fallos. De todos modos, saludos y respeto para todos los escritores de antes y después.

FG: agradecer a todos los que colaboraron en el proyecto, a Fernando especialmente por aguantar todas las movidas que hemos vivido….decir que el libro ha sido hecho con todo el respeto hacia la gente que vivió aquella época, que lo hemos hecho lo mejor que hemos podido, hemos intentado mostrar la mayor cantidad de escritores y publicar el mejor material que teníamos.Que tiene algunos fallos, que hacerlo desde 500 km de distancia no ha sido nada fácil…Que nos hubiera gustado que fuera asequible a todos los bolsillos, pero desgraciadamente el precio NO lo hemos fijado nosotros y es lo que hay….pero bueno, 224 páginas a todo color y esa calidad de papel, texto y escaneo se lo merecen.¡¡Y las fotos!! Esperamos que a la gente le guste, que es lo que REALMENTE nos importa. Que lo juzguen los escritores, el resto me da igual. Desde aquí me gustaría pedir a todos los que lo hayan visto que nos escriban, queremos saber qué opinan, qué escritores faltan, fallos, etc y así poder mejorarlo en una segunda reedición. Y a la gente que nos critica, que dejen de marujear y publiquen ellos su propio libro. Críticas sí, por favor, pero constructivas. Si hasta el Subway art también tiene fallos!

FG: felipegalvez@lycos.com

FF: fruncesco@yahoo.es

Un saludo a todos.